viernes, 24 de agosto de 2012

Mentiras

 Foto: Pavel Kassine

El otro día vi un reportaje en que inos científicos explicaban que la mentira es algo innato en el ser humano y que el promedio de mentiras al dia es un mínimo de tres, aunque lo normal son 11 o 12...De algunsa, según ellos, ni nos percatamos...

Yo siempre creí en ello, por eso cuando leí esta novela, me quedé con este fragmento.

Teresa

El hombre, por naturaleza, es mentiroso. Transformamos la realidad a nuestro gusto, la modelamos para hacerla más aceptable. No ha pasado ni un día de mi vida en que no disfrace una excusa o recargue una anécdota para hacerme el interesante. Y si lo hago yo lo hace todo el mundo. En menor o mayor escala. Asi que el secreto no es saber si alguién dice la verdad o miente, sino hasta que punto es más o menos profunda su mentira.

Fragmento de : "El año de la plaga"
de Marc Pastor

( traducido del catalán)

26 comentarios:

  1. Es verdad.

    abrazos, sin mentira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, los humanos somos asi...

      Saludos

      Eliminar
  2. Que interesante. Pero hay personas mas mentirosas que otras,t anto si que se creen sus propias mentiras.

    Un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, hay algunas que viven en una perpetua mentira...

      Besos

      Eliminar
  3. jiji, divertido tema sobre el que he tenido una densa conversación hace pocos días. Yo propuse inventar otro nombre, que ya sabes (y muy bien) la importancia de los nombres. Lo mismo que aquí decimos azul y lo mismo identificamos el azul marino y el azul cielo, mientras que en otras culturas tienen dos nombres y por tanto los perciben como dos colores diferentes (azul y celeste), ýo propongo que a ciertas mentiras, las llamémoslas creativas, las de inventarse un mundo ameno, y adornar esa reunión aburrida para que contada sea divertida (exageraciones, pequeñas reinvenciones...) las llamemos de otro modo. Fabulaciones, por ejemplo. Y dejemos el incómodo término de mentiras para la parte negativa: no he estafado a Hacienda, yo no he cogido su dinero señora, cariño siempre te he sido fiel, yo como sacerdote no he tenido nunca relaciones y está fatal que tú las tengas, estas cosas que pueden ser tanto divertidas en ocasiones (dependiendo de quien las perciba) o directamente espantosas, y que entran de lleno en el mundo propio de la mentira: la falsedad, la hipocresía... Saldremos ganando por lo menos en la parte estadística, porque yo fabulaciones muchas pero mentiras creo y espero que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, fabulamos mucho y a veces, también, nos autoengañamos...

      Besos

      Eliminar
  4. Lo peor para mi es creer su propia mentira, ya que la defendera hasta que parezca una verdad.
    Realmente de una forma u otra todos mentimos, pero como dice el texto que has dejado hay que ver que tan profunda es esa mentira.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, somos especialistas en autoengañarnos...

      Saludos

      Eliminar
  5. Interesante tema.Pero dentro de unos límites(sobre todo cuando se acompaña de maldad) creo que es tan necesaria como la propia verdad.

    Una Abraçada de veritat :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que es com la luz y la sombra...

      Besos

      Eliminar
  6. la mentira está en los primerísimos puestos del ranking de las cosas que no soporto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También en lal mia, pero estamso rodeados...diría yo que asediados...

      Besos

      Eliminar
  7. Excelente fragmento, creo que la peor de las mentiras es mentirse a uno mismo.

    Que foto genial!

    Besos querida Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y es de las más abundantes, el autoengaño es muy de los humano

      Besos

      Eliminar
  8. Sí, hay mentiras que duelen más y otras que duelen menos, pero yo en cuanto detecto a un mentiroso, salgo corriendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si nos mienten perdemos la confianza y eso duele

      Besos

      Eliminar
  9. Una persona motl propera a mi, deia sempre: que hi havíe mentides que feien mal al blat, i d'altres que nó. Aqeustes últimes es podien permetre, però les que feien mal al blat. no es podien tolerar. Jejeje!!!!

    Una abraçadeta mes fresqueta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena metáfora Montserrat, algo de eso es si

      Una abraçada

      Eliminar
  10. La mentira como arma de despojo personal es muy dañina, pero hay ciertas mentiras que yo las llamarìa sociales, que a veces, ayudan a las personas que se le miente.
    Por ejemplo decirte estàs mejor ahora que antes, en lugar de decirle estas màs gorda/o. jajaja...ya sabeis mentiras de ese tipo..

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso diria yo que es un sarcasmo jajajajaajjaja, pero si, te entiendo

      Besos

      Eliminar
  11. Desgraciadamente es una realidad cruel, a veces se puede sustituir por el silencio pero este último puede resultar todavía peor, el problema es cuando uno se miente a sí mismo, claro que por otra parte, resulta tan duro y cruel reconocer la pobre realidad de cada quien. Ya estoy de nuevo conectada, veremos como y hasta cuando, Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso de ver nuestra triste realidad tiene muchos boletos para caer en el autoengaño...

      Besos

      Eliminar
  12. Lo malo no son las mentiras que decimos a los demás, sino las que nos decimos a nosotros mismos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, esas son las que más daño nos hacen

      Besos

      Eliminar
  13. bueno...si es cuestion de entonar el mea culpa...yo lo entono...porque desde pequeñita inventaba historias que contaba a mis padres....
    cosas de niños...cosas fantasticas que pasaban en el cole...donde yo era la protagonista heroica... "hoy la seño me ha dicho que mi dibujo es el mejor"..."he ayudado ami compañera a terminar su tarea"....
    cosas que me hicieran "grande" a los ojos de los demas....
    o contaba las cosas exagerandolas...
    no sé...era un poco antoñita la fantastica...y de mayor...kiza esa niña imaginativa siga dentro de mi...pero la vida te enseña que una verdad exagerada... se puede convertir en una mentira...y una historieta fantastica...en una mentira que en cualkier momento se puede volver contra ti....
    en resumidas cuentas...la vida te enseña a dejar de fantasear....


    Déjame que te cuente
    www.dejamequetecuente.net

    ResponderEliminar
  14. No siempre, algunos aumentan y se las llegan a creer...

    Besos

    ResponderEliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones