sábado, 27 de octubre de 2012

Publicidad

Foto: Irina and Silviu Székely.

He cogido la enfermedad de los espectadores de publicidad.

Tengo ganas de lo imposible a cualquier precio.


Fragmento de: "Desde donde estoy veo la luna"

de Maud Lethielleux

26 comentarios:

  1. Muy buena foto y muy buen texto.

    un abrazo
    fus

    ResponderEliminar
  2. La tele tiene un gran poder. Es tan agresiva la publicidad, los programas, los documentales, los debates, los telediarios .... Cualquier cosa es vista por millones de espectadores, por consiguiente es fácil la manipulación, por esta razón pobre de quien se crea a pies juntillas todo lo que nos dicen con mensajes subliminales.

    Un beso feliz noche. Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amelia. si los periódicos ya mienten, no veas la tele, es la gran arma de manipulación masiva. En un reportaje dijeron que tiene más fuerza de arrastre que un lider carimático ...no veas!!!

      Besos

      Eliminar
  3. Yo puse en una entrada que los televisores eran mas importante que las personas, porque si no tendríamos personas en la esquina del salón en lugar de un televisor, con tu fotomontaje me das un poco la razón es un “centauro” telemujer lo podríamos llamar, mientras disfrutamos de las sonrisas de Moon.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, tu frase es buenísima, pero claro, las personas nos llevarian l a contrari ay la tele está ahí y nos encandila...como si nos drogaran...

      Besos

      Eliminar
  4. Nunca veo TV, dejó de interesarme, pero me consta que es un medio de comunicación y que puede ser capaz de influir en las personas en gran medida.
    Mis saludos de sabado, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si la miro, el cine, soy muy cinéfila, pero el resto ni lo miro...

      Petons

      Eliminar
  5. Se trata de eso, de comernos el coco para que soltemos la pasta con cosas superfluas y muchos caemos en la trampa del consumo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nos venden maravillas, cuerpos danones y cohces que vuelan...que doble moral buffffffffffffff

      Besos

      Eliminar
  6. Persiguen un objetivo, cada vez más complicado: motivarnos a gastar lo que ahora ya no tenemos, incitarnos a consumir a cualquier precio y utilidad. La publicidad es una de las consecuencias de la sociedad de consumo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, una sociedad distinta no se dejaria arrastrar pero ahí estamos todos, disfrazados de borregos siguiendo sus consignas...

      besos

      Eliminar
  7. EL precio es muy alto y pasa factura.No hay nada que se pueda comprar "a cualquier "precio si se es honesto .Por eso "ellos"lo hacen,sin escrúpulos.
    Siento que cada vez nos quieren vestir más de marionetas.Y ..no lo somos.Es cosa de abrir los ojos ,la mente y el alma.
    Besucos

    *Menos mal que ya `pudiste entrar!!!Me alegro mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya entré menos mal

      Nos usan. para ellos somos el mercado, no tenemos nombre ni tan siquiera número...

      besos

      Eliminar
  8. Bon dia, tienes un premio en mi blog y ya sabes si no lo quieres lo dejas allí que no pasa nada, no come ni gasta luz.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  9. Si desproveemos al mundo de la publicidad de la lógica consumista, que lo impulsa y lo crea...
    Si atendemos al mensaje que, más allá del producto, concreta y da forma a las ansias propias y ajenas... Si admiramos o desechamos la estética que lo anima... Quizá... Quizá pudiéramos descubrir un mundo apasionante capaz, en palabras, imágenes y sonidos, de poner voz a ideas y sentimientos interesantes... No todo es bueno. No todo es demonizable. Quizá porque el precio de su poder es el que cada uno estamos dispuestos a pagar y el que nosotros mismos le otorgamos... Sin embargo, como dijeron otros antes que yo, no todo tiene ese precio...
    Enhorabuena por la entrada. Como siempre que entro, nunca me voy de vacío a mi paso por este mirador del alma humana....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos educados para ir en gurpo, no nos enseñan a tener criterio propio, el miedo nos hace decir si muchas veces, aún cuando queriamos decir no...

      No sabemos vivir Ramón!

      Besos

      Eliminar
  10. "la caja boba" nos vende ilusiones...
    Compre ahora y pague despuès.
    Casi no miro TV.

    Besos Teresa y que fotoooo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos vende hasta el alma si la dejáramos

      Besos

      Eliminar
  11. Ya no saben qué vendernos, pero lo consiguen...
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  12. Cierto.El consumo desmesurado no nos hace más felices sino todo lo contrario.

    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creemos tapar los vacios con cosas materiales y cada vez nos sentimos peor...

      Un abrazo

      Eliminar
  13. yo creo que estoy en la fase contraria...
    no tengo ganas de pagar por algo imposible... ni poco, ni mucho....

    prefiero agarrarme a lo normal...a buen precio...
    estamos en crisis teresa...en todos los sentidos....

    ResponderEliminar
  14. Yo estoy como tu, no me dejo llevar por nada de todo eso, pero es cierto que bombardean tanto que los jóvenes caen de bruces...

    Besos

    ResponderEliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones