miércoles, 28 de noviembre de 2012

Alzar los ojos...

Foto: Robyn Anderson

Alcé la mirada, sobre la verja vi un pajarillo azul  y miel, miraba una miga de pan pero no se atrevía a cogerla...me quedé sin respirar para que no se asustara...no se movía...bajé los ojos y en aquel instante levantó el vuelo y salió por la ventana...no volví a verle más..no debí bajar los ojos...

Teresa

28 comentarios:

  1. Hay seres que nos sorprenden por su rapidez de reflejos y por su viveza. Los gorriones y demas pajaros de esta especie, tienen esta capacidad. A mí solo me gustaria verlos solo 5 segundos mas, para poeder admirar sus colores y su inmaculada belleza. Peor ni esto se puede. Son esquivos con el ser humano. Por algo será.
    la foto es preciosa, y suerte de poder capturarlos con la camara de algún fotógrafo muy preparado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los fotógrafos de aves son gente con mucha paciencia...

      Hay veces en al vida, que en un instante, nos puede cambiar la vida

      Petons

      Eliminar
  2. Una foto y un texto lleno de ternura. A veces con el más mínimo movimiento y si estás escarmentado y te vuelves temeroso, escapas y huyes, para no sufrir más. Entiendo muy bien al pajarito.
    Besos
    Anna J R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, uno marcha y el otro siente el dolor por no haberle visto marchar...

      Petons

      Eliminar
  3. Muy melodioso tu texto y una foto preciosa. Si no hubieras bajado los ojos el pajarito se habría ido igual o se habría quedado dormido. En cualquier caso pedazo de pestañas que debes tener jeje
    Saltos y brincos que como ya se ha ido no le asusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaaj, pues si, tengo una pestañas que no veas, aunque con la edad ya no tan largas como antes

      besos

      Eliminar
  4. entendió era la señal que le enviabas para que se fuera. Es el problema de no saber idiomas, por muy aves migratorias que sean

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una interpretación para reflexionar rodolfo

      :)

      Eliminar
  5. No hay que perderse ni un instante... pero es inevitable bajar los ojos también

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay cosas que nos importan demasiado para que una distracción nos lo arrebate...

      besos

      Eliminar
  6. Al bajar los ojos perdió el único contacto que pudieron establecer: la comunicación visual, imprescindible para conectar...
    Bonitas palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, el otro marcha, tal vez porque cree no importar al otro...

      besos

      Eliminar
  7. Yo creo que era el momento adecuado para salir volando:"cuando tus ojos no pudiean ver su batir de alas evitando un sufrimiento". Hay adioses que duelen más al que se va .
    Precioso pajarillo,y un pensamiento inmenso que no solo se queda en una lectura.
    Besucos guapa, y perdona por la tardanza.Cosa de responsbilidades personales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi niña. Como tu dices, hay muchas interpretaciones, lal tuya es para reflexionar...

      Besotes

      Eliminar
  8. Bella foto!! Qué tierno fragmento! No debió bajasr los ojos!


    un abraxo!

    ResponderEliminar
  9. Teresa que belleza!
    un texto diàfano y profundo a la vez, te felicito
    foto ma-ra-vi-llo-sa.
    Te dejo un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foto es hermosa si, creo que la puse para identtificar la fragilidad de algunos instantes de nuestras vidas a las q perdemos...

      Un abrazo

      Eliminar
  10. En un abrir y cerrar de ojos todo cambia,lo único inalterable son los recuerdos y las emociones vividas.Sin duda lo más importante.

    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y menos mal de eso, sino seriamos un vacio andante...

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Hay que estar con los ojos bien abiertos, para no perdernos los pequeños detalles que hacen grande nuestra existencia.

    Un apretaillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto Carmen, como platosssssss!!!

      Besinos

      Eliminar
  12. la muerte inevitable

    ¿ojos que no ven corazón que no siente? quizás... pero ni siquiera de eso estoy ya segura

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Ni yoi tampoco, creo más bien que si siente...

    besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué preciosa imagen! Te la tomaré prestada en alguna ocasión. Ay ese pajarillo tan tímido o sencillamente sabía que encontraría alimento en otros lares. Del resto, de los ojos, no se, los míos presbíticos. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez sea eso, que ya se cansó del alimento de ese lugar...

      Besinos

      Eliminar
  15. ¡Qué tierno y qué sensible el pajarito!
    A veces, querida Pluvisca, asustamos y hacemos daño sin saber qué hemos hecho mal.
    Los pequeños detalles endulzan la vida y, con demasiada frecuencia, ni nos percatamos de ellos.
    Nos regalas un conjunto precioso, tus letras e imagen.
    Cariños varios a repartir.

    ResponderEliminar
  16. Cierto juglar, estamo stan pendientes de otras cosas, que cremos más importantes, que no disfrutamos de la esencia de esas pequeñas -grandes cosas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones