miércoles, 21 de noviembre de 2012

Confiar

Foto: Tom Brown.



Hay un ejercicio en psicología Gestalt, y supongo
que en otras corriente también, que consiste en
dejarse caer de espaldas sobre los brazos de un
compañero.

Por supuesto va sobre la confianza, hay que cerrar
los ojos y dejarse caer...mucha gente se resiste,
se pone tensa y algunos son incapaces de hacerlo.

Yo lo he hecho varias veces y siempre me he dejado
caer sin miedo, me subía la adrenalina, pero era
un sentir placentero

¿Y vosotros? ¿lo habeis hecho? ¿lo hariais?

Teresa

38 comentarios:

  1. Por supuesto que si lo haría, conociendo a la persona que me ha de recoger, claro...
    la sonrisa de este niño lanzado al vuelo, es tierna y confiada, todavía no ha tenido tiempo de perderla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas, aún tiene la inocencia intacta

      Yo si me fió, claro que con un mínimo de conocimiento del que me va a coger....

      Petons

      Eliminar
  2. Recuerdo que de pequeña he jugado a algo parecido. Y sí, me dejaría caer con toda confianza, pero siempre después de haber mirado a los ojos a la persona que tiende los brazos para recogerme...

    La foto es auténtica, los niños si que saben....
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Claro... depende de la persona que tenga detrás. Hay compañeras y compañeros de trabajo de los que no haría la comprobación pertinente, pero en mi familia sí me sentiría segura.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si lo haría con compañeros, salvo excepciones

      Besos

      Eliminar
  4. Habrá que hacerlo para probar nuevas sensaciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazlo, ya veras como te sube la adrenalina

      Saludos

      Eliminar
  5. Si lo haría, pero cuando veo lanzar al aire a un bebe siempre lo paso fatal.
    Había un chascarrillo en el que se explicaba que un padre subió a lo alto del armario a su hijito y le dijo tirate que yo te cogeré, el niño confiando en el padre obedeció y al saltar su padre se apartó. “Eso es para que no te fíes ni de tu padre”. Yo si salto y brinco que soy muy confiada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooooooooooooooo, vay apadre, no creo que sea la manera de aprender la vida ...

      Yo si confiaria, salvo excepciones. Soy muy confiada como tu

      Besos

      Eliminar
  6. Yo creo que además de sopesar la buena voluntad de la persona, hay que sopesar también su masa corporal. Sé que una buena amiga mía confía en mí plenamente, pero jamás podría recogerla y no sé cómo decírselo con la mirada...

    Ufff.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjaj, por su puesto que si yo he de coger a alguién muy grandote no podré...pero no creas, es cuestión de equilibrios...jajajaaj

      :)

      Eliminar
  7. Pues... fíjate que se que me recogerían pero me da un repeluzco tremendo!! No se si sería capaz de hacerlo...

    (muy psicológico si)
    La foto es espectacular!

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJ, tienes que probarlo, ya veras que subidón...

      Besos

      Eliminar
  8. Caería en los brazos de mis hijos, sin dudar.
    Excelente propuesta, me confrontó conmigo, nunca lo pensé antes.GRACIAS.

    http://enfugayremolino.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, pruebalo, pero no con tus hijos...

      besos

      Eliminar
  9. No, no lo he hecho y creo que, en las circunstancias de mi espalda, no lo haría. Y, no es cuestión de confianza, sino de salud:( Cualquier golpe leve, o abrazo más fuerte de lo común y zas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no le pasa nada a la espalda Trini, que yo también la tengo bastante fastidiada, es dejarse ir...

      Pero te entiendo, si te duele la tensión no nos deja soltarnos

      Besos

      Eliminar
  10. Hola, enhorabuena por tu blog!
    Si usted puede visitar este blog:
    http://morgannascimento.blogspot.com.br/
    Gracias por su atención

    ResponderEliminar
  11. Lo hice varias veces en un curso de liderazgo y no me fui facil, tenia la duda de si me iban a poder sostener despues del salto. La foto es preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, al principio cuesta, pero después uno se queda feliz de haberlo hecho

      Besos

      Eliminar
  12. Yo hace muchos años que no lo hago, pero de joven si que lo hacíamos entre los amigos de vez en cuando. Es un ejercicio de confianza total.
    (A veces se le gastaba la putada a alguno y se le dejaba caer, aunque no era tirarse desde lo alto si no dejarse caer de espaldas. Y es que la adolescencia puede ser muy borde, jaja.)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la adolescencia esta plagada de estas cosas, es lo suyo...como decía hace unos dias un experto, los adolescentes tienen dos dedos de frente y debemos aceptarlos asi jajajajaj

      Besos

      Eliminar
  13. Depende quien me vaya a coger...jejeje...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero contra más confias mejor te sientes

      Besos

      Eliminar
  14. pues no he tenido ocasión, pero te prometo que cuando nos conozcamos después de los dos besos de rigor, te dare la espalda y me dejare caer ...seguro que un ángel me sostendrá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj, muy bueno, pues nada hay que probarlo!!!

      :)

      Eliminar
  15. Pluvisca,además de lo que dice Trini(ya no estoy para hacer cabriolas,(sonrisa))nunca me sentí en esa tesitura,y no creo que sea falta de confianza a ciertas edades.La confianza del otro,jopelas!!hay muchas formas de demostrarla,digo yo!!
    EN serio,creo que no me atrevería ya!
    Besucos malabaristas,lluvia fresca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj, ya se, cuando nos duele mucho la espalda cuesta dejarse caer, pero es cierto que es un ejercicio que mejora la confianza y por ende la autoestima

      Besinos megamalabaristas guapa!!!

      Eliminar
  16. No me fío ni de mi mismo jajaja... alguna vez incluso he llegado a traicionarme yo mismo en el pasado,aunque no estaría mal el dejarse caer por unos instantes en los brazos de una bella damisela :-)
    Preciosa la foto.

    Abrazos,saludos afectuosos y buen finde Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj no sabes nada Antonio jajajaajj

      Besos

      Eliminar
  17. Mi confianza era como la de ese bebé de la foto, pero ya he aprendido a nadar y guardar la ropa. Ahora solo me dejaría caer en los brazos en los que confio plenamente... y no son demasiados.

    Un besooo

    ResponderEliminar
  18. Ya, eso pasa con el tiempo que pena ¡verdad?

    Besinos

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la expresión del nene, tan preciosa. ¡Habría que verle con 20, 30, 40,50,60,70,80,... ¿seguimos?
    Por qué la historia de la vida consistirá en deteriorarse y/o renovarse.
    Venga pensemos bien, por una vez, este nene será un abuelito lindo y experimentado para bien. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA, seguramente será un pandillero divertido y con patin...:)

      besos

      Eliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones