miércoles, 10 de abril de 2013

Yo mismo



Ilustraciones: Frédérique Bertrand

Hace mucho tiempo, cuando yo iba a la escuela, al empezar el curso salíamos por orden de lista al frente del aula y hablábamos delante de los demás sobre nosotros mismos. A mi se me daba muy mal. No sólo se me daba mal: no le encontraba ningún sentido. ¿Qué demonios sé yo de mi mismo? ¿Acaso el yo que percibo a través de mis sentidos es el yo real? ¿No será la imagen de mi mismo  una versión desfigurada  por pura conveniencia?  Algo asi como nuestra voz registrada en una grabadora que no nos parece la nuestra...

 Fragmento de Baila baila, baila   de Haruki Murakamí    

44 comentarios:

  1. Es como cuando alguien habla de nosotros, que pensamos que está equivocado, que es un impresión distorsionada. Distorionada?

    Abrazo Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay mucho syos por ahí, los que ven los demás ( que no todos son iguales ) el que queremos enseñar y el que conocemos y escondemos...

      Besos

      Eliminar
  2. Si... somos muchos "yos", quienes creemos que somos, lo que creen que somos (tantos como gente nos juzga) y lo que somos en realidad... quien sabe ;)

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, acabo de comentárselo a jaal.

      Hay muchos yo. La pena es que solemos enseñar el que fabricamos para los demás y luego nos diluimos...

      Besos

      Eliminar
  3. Suele haber, además, mucha diferencia entre cómo nos percibimos a nosotros mismos y cómo nos perciben los demás.
    Lo mejor: no darnos demasiada importancia, pues sólo lo haremos nosotros y no los otros, jeje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero creo que perdemos mucho tiempo y energía en fabricar una imagen de nuestro y para los demás...

      Besos

      Eliminar
  4. Yo creo -al menos en mi caso- que desconfiamos bastante de nosotros mismos y no sabemos vendernos. ¿Qué demonios sé yo de mi mismo? se pregunta Murakami... SÍ lo sabemos, pero no tenemos la habilidad para describirnos bien o no queremos que sepa nadie como en verdad somos.

    Te comunico que he abierto un nuevo blog pero no sé si será de tu agrado.

    Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no has podido decirlo, subrayo tu reflñexión

      He ido a tu nuevo blog pero no hay nada...

      Petons

      Eliminar
  5. A mi me daba terror, pánico salir a la pizarra a realizar una simple suma, así que si me hubiesen dicho que hablase de mi misma creo que me habría desintegrado:)

    Murakami...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, tienes miedo escénico??? a mi no me da miedo pero reconozco que hablar de uno mismo cuesta...

      Besinos

      Eliminar
  6. Los niños no pueden hablar de si mismos; nos hablan de su entorno,de su mundo.
    Encuentro ilógico y fuera de todo sentido esa pregunta.

    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, depende de la edad que tienen, a partir de los 8 ya saben lo que es un aabstración

      De todos modos, hablar d euno mismo cuesta

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Si me pongo a hablar de mí mismo, estoy seguro de que por un lado no coincidirán mis percepciones con las de los demás, y por otro lado no tendré la suerte de que me pregunten el por qué pienso lo que pienso sobre mí. Llevo mucho tiempo describiéndome ante el resto como creo que me ven los demás (incluso como sé que me ven). Así lo he llevado mejor. Yo tengo mi propia opinión, pero ¿qué coño les importa a los demás? El que me quiera conocer de verdad, dará los pasos que considere adecuados.

    Menudo rollo. Perdona, Teresa :-)

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la gente nunca nos suele ver tal y como nos vemos nosotros, entre otras cosas porque tenemos múltiples facetas, a veces inconscientes y formamos con ellas nuestra personalidad...eso no es fácil de describir ni de que los demás puedan verla...No es fácil hablar de uno mismo....incluso con los que tenemos cerca

      De todos modos, dicen que desde fuera se ve mejor...

      Besos

      Eliminar
  8. y casi siempre, en muchas cosas, no coincide lo que vemos nosotros con lo que ven los demás de nosotros...

    sí tú dices por ejemplo:

    - soy tímida

    siempre alguien dirá:

    -¿tú tímida? pero si tú...

    biquiños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, el ejemplo que has puesto es perfecto

      La verdad, si a nosotros nos cuesta conocernos imaginate a los demás...solo conocen facetas...

      Besos

      Eliminar
  9. correcto, es como si te piden cosas del tipo "defínete en pocas palabras"... no es sencillo concretar toda una dispersión!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hablar de nosotros no es nada fácil...nos es más fácil hablar de los demás...

      :)

      Eliminar
  10. Interesante fragmento, Murakami tiene esa capacidad de captar al lector y que èste se quede pensando y reflexionando.
    Me encantò , y creo que es muy probable que a muchos de nosotros nos ocurra èsto.
    BesosTere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Murakami engancha, con sus personajes solitarios y reflexionando ideas, a veces, mágicas...a pesar de todo engancha

      Besos

      Eliminar
  11. A mi, cuando me sacaban, me preguntaban cosas extrañas sobre numeros imposibles de calcular o nombres de reyes olvidados...

    Fue asi como termine malaprendiendo lo que era un numero primo, la lista de los reyes visigodos o la tabla periodica de los elementos....

    Cosas, todas ellas, de inmensa utilidad en la vida, como habria luego de descubrir....

    Ah, los números primos... Casi nada...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en la escuela nos enseñaron muchas inutilidades y se olvidaron de enseñarnos a vivir...

      Y de los números primos ni te hablo...

      :)

      Eliminar
  12. Nuestro ego es esa imagen difusa de nuestro verdadero SER...

    Te abrazo

    Isaac

    ResponderEliminar
  13. A mi también me sucedía lo mismo, no es fácil describirse a uno mismo. Me has dejado pensando...

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gusta dejarte pensando

      A mi me daba no se qué salir ala pizarra

      Hablar de mi me cuesta, soy bastante sociable pero no explico cosas de mi...

      Besos

      Eliminar
  14. No sabía qué decir ante esa pregunta. Y ahora mismo, pasados cuarenta años más, tampoco sabría responderla... Besitos alados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo pasados los 50 tampoco...jajajaj

      Besos

      Eliminar
  15. Tienes razón, además siempre intentamos vender lo mejor de nosotros, real o inventado para ser aceptados, pero en el fondo somos en muchas ocasiones unos extraños para nosotros mismos.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, solemos vender lo que creemos que gustará a los otros

      A medida que pasa el tiempo me doy cuenta de lo poco que me conozco ( a veces)

      Besos

      Eliminar
  16. Bien cierto lo que dice el autor, además el hecho de estar en continuo cambio refuerza su idea, porque cuando uno se coloca demasiado cerca del objeto no lo puede apreciar bien. Lo divertido es escuchar a cada quien y comprobar la enorme diferencia en como se percibe y cómo lo perciben los demás. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, es divertido a ratos, otras veces me pregunyo que es lo que les puede hacer percibir tal o cual cosa...por otra parte, los otros nos enseñan cosas que no somos capaces de ver solos...

      Besos

      Eliminar
  17. Para eso vivimos en sociedad.... para contrastar percepciones y mejorar, ¿no?


    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para contrastar percepciones i, para mejorar...eso no lo tengo yo nada claro...será que soy una escética con el ser humano, o incluida

      Besos

      Eliminar
  18. Para esas ocasiones va muy bien el humor, reírse de uno mismo.

    Porque además me pregunto, ¿somos como nos creemos que somos, o como nos perciben los demás? Pues seguramente que ni una cosa ni la otra, porque somos complejos y sólo mostramos un trozo muy pequeño.

    Ay, Teresa, mi admirado Murakami con sus personajes solitarios y deshubicados con los que tanto me identifico y disfruto.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también disfruto con sus personajes. Me encanto el personaje central de "Kafka en la playa"

      Somos complejos y nos gusta vende una imagen...al final no sabemos cual es la verdadera...quizá todas ellas...

      Besos

      Eliminar
  19. Si desde pequeño nos enseñaran a mirarnos y escucharnos a nosotros mismos, ¿habría menos fracasos y frustraciones? no sé...

    no he leído a este escritor, es algo que tengo pendiente.

    :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, nos enseñan inutilidades y nada para aprender a vivir

      Besos

      Eliminar
  20. yo soy bastante charlatana...y apenas me tiren de la lengua (y sin tirarme)...ya suelto mi rollo...jajjaa..
    pero que te voy a contar que tu no sepas...
    pinta bien este libro... me apetece mucho leerlo...
    un abrazo teresa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hablo bastante soy sociable pero me cuesta abrirme...menos mal que tengo alguna que otra amiga que me sonsaca...

      Este escritor es una pasada!

      besos

      Eliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones