miércoles, 21 de agosto de 2013

Susceptibilidad.

Foto Betina La Plante 

No soporto a la gente susceptible, es que
me ponen de mala baba, de veras, hacen
un melón de un grano de arena, y lo que
es peor, amargan la existencía de los que
le rodeamos.

Perls, nos habla sobre ella con ese estilo
tan peculiar que tiene, aqui os lo dejo.

Teresa


Aaah... la susceptibilidad.
A veces la necesidad de la percepción, el
querer ver (donde puede que no haya) nos
juega malas pasadas. Nos hace ver
nuestros deseos íntimos que proyectamos
sobre puntas de icebergs que pueden ser
los comentarios de los demás.
"¿Qué has querido decir con eso?"

"No sé si con eso que dices te refieres a
esto de mí o a esto otro, casualmente
también de mí"

- Ahora que hablas de listones altos, ¿te
refieres al tuyo respecto a la pareja, al
mío, o al nuestro de cuando estábamos juntos?

- No, hablaba de los 6,10 del listón de
Sergey Bubka, el campeón mundial de pértiga.

Odio la susceptibilidad. Esa facultad de buscarle
los tres pies al gato, con ese punto de egolatría
que supone el ver en cualquier cosa un punto
de contacto con una problemática propia.

Nos creemos más listos, porque escudriñamos
para ver lo que hay detrás. La escucha gestáltica
tiene mucho de fijarse en todo... pero creo que
hay un problema cuando se quieren escuchar
cosas más que simplemente, escuchar las que
vienen, sin estrujarlas, partirlas, desmembrarlas,
sacarlas de dentro afuera y en última instancia,
utilizarlas.

Y me lamento por haberla adquirido, por haberme
perdido hasta el punto de hacer copiado esa
susceptibilidad, mayormente de mis parejas y
compañeros (-as en su mayoría) de piso...
sobre todo con la pareja, porque en mi afán por
prevenir, me hace entrar en la mente de la pareja
y pensar como ella, que por suerte o por
desgracia se me da muy bien y entonces pienso
como pensaría ella, y así puedo prevenir las cosas...
y esta es una de mis maneras de perderme.

Me viene, pero no me la dejo salir, porque me
siento tonto expresándola en mi familia. Ahí
somos todos de susceptibilidad baja... así que
me hace sentir raro. pero como digo, yo mismo
creo que esa susceptibilidad que me sale, no
es mía sino adquirida, copiada. Espero que se
vaya a medida de que me vaya yo mismo
recuperando.

¡La susceptibilidad no te deja vivir en paz!
Piensa mal y acertarás, pero piensa bien y
vivirás mejor.

Fritz Perls

32 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo contigo. Lo que me pregunto es la razón por la que tanto he atraído en el pasado a este tipo de personalidades.
    Bueno a lo mejor no me gusta la explicación..... soy idiota, entre otra muchas cuestiones. bssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buffff mejor no buscar mucho no sea que jajajajaaj

      Yo la descubrí de cerca de muy mayor...y me ponen a cien de mala leche claro

      Besos

      Eliminar
  2. Piensa bien y vivirás mejor ¡pues claro que sí!

    Yo tampoco puedo con los susceptibles, son agotadores!!

    Una compañera definió muy bien a otra, que era tremenda de susceptible. Decía que había que ser tremendamente egocéntrica para pensar que todos la teníamos en mente a todas horas...

    Besos hada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, creo que se creen Dios porque todo parece ir hacía ellos...son agotadores y me sacan lo peor de mi...bufffffffffffff

      Besines de abuela

      Eliminar
  3. Entrada muy interesante, con una foto potente en b&w y un tema que parece secundario como el de la susceptibildad, pero que adquiere gran importancia si se lo padece -por tenerlo- o por soportarlo en otros.
    Lo define perfectamente Fritz Perls, gran terapeuta gestáltico.
    Abrazo, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Perls sabía tocar los temas

      Los susceptibles me pone de los nervios...

      Besos

      Eliminar
  4. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al blog

      Cuando tenga un rato paso por el tuyo

      :)

      Eliminar
  5. Yo soy extremadamente susceptible y sé que esta entrada la has hecho a mala baba contra mí.

    :-P

    PD- En serio, entre mis innumerables d(efectos) y c(u)alidades, existe una gran dosis de susceptibilidad. Je, me encanta hablar tan bien de mí...

    Un besito, Teresa. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jAJAJAJAJAJAJ ¡Me descubriste amigo mio!!!joooo creí que no te darias cuenta....

      Vaya, no te hacía susceptible...pero bueno, todo no pueden ser cualidades jajajaja

      Besazos

      Eliminar
  6. Perls, un grande de la gestalt.
    A veces la gente confunde susceptibilidad con sensibilidad, equilibrar las emociones es tarea diaria, el 75% de nuestro cuerpo contiene agua, si hay poca tenemos sed...si hay mucha nos desbordamos.
    Que foto!
    Besos muchos Tere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero no se parecen en nada...

      Hay que ser humilde, no creerse el centro...

      Besos

      Eliminar
  7. Depende de cómo estén nuestros estados de ánimo podemos caer en la tentación de creer que todo va en nuestra contra,pero es insano y no hace ningún favor a la liberación de la persona como tal.
    Si hay personas real y poderosamente susceptibles es porque trás ellas subyace un inmenso mundo de carencias.
    Besucos (pasaba por aquí,amiguca)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Gó, esa es la cuestión ...las carencias!!!

      Besinos mi niña

      Eliminar
  8. No conocía a F. Perls y desde luego, es todo un lujo leerle. "Su método *darse cuenta* prevalecen los sentidos, percibir y actuar" pero está claro que, no debe ser todo en contra de nuestra persona y en oposición a nuestros intereses. Es interesante leer la opinión de los que sabéis jeje

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la susceptibilidad agota tanto al que la sufre como al que la recibe, es un gasto inutil de energia

      La Gestalt es una corriente que nos hace vivir el presente y eso es muy positivo

      Besos

      Eliminar
  9. Es cierto, amiga... Es conveniente tomarse la vida con animo positivo e intentar ser feliz, sin mayores complicaciones

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, la vida es sencilla y nosotros, los humanos , la complicamos

      Besos

      Eliminar
  10. el vaso a medio vacias/llenar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se, más bien el vaso a rebosar...

      :)

      Eliminar
  11. Quizás esa Susceptibilidad en las personas esconde otras cosas. Magnífica fotografía.
    Un fuerte abrazo y saludos afectuosos Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre esconde carencias Antonio...

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Pues a mí me pasa como a Perls, qué pesados, como si el mundo girara alrededor de ellos. La susceptibilidad y la paranoia me ponen de los nervios, lo confieso.

    Ya estoy de vuelta, gracias, Teresa, por tus deseos de un buen verano, espero que te lo hayas pasado de cine. A mí el verano me agota, así que prefiero el fresquito. Soy una mujer de otoños e inviernos.

    Voy a disfrutar de tu blog un rato, porque disfruto un montón.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo también ya lo puse antes del escito de Perls. Agotan !!!

      El verano tranquilo y como tu, esperando el fresquito, la calor me agota.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. la egolatría de ver en cualquier cosa un punto de contacto con nuestra problemática me parece una definición brillante de la susceptibilidad. yo tengo muy poca la verdad, hay que palpar muy intensamente para tocarme las pelotas. me gusta la moraleja final, pensando bien viviremos mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, esa es una excelente definición.

      Yo tengo poca, además, creo que debe comer mucha energía inutil...buffff

      Confiar y pensar en positivo es una buena medicina para la mente

      Besos

      Eliminar
  14. Magnifica y aleccionadora entrada!
    También me sacan de quicio los y las que se consideran el ombligo del mundo y todo ronda a su alrededor.
    Y es cierto que, en determinados momentos parece que nos contagiamos aunque sea un pelín.
    A pensar bien y en positivo! Lo mejor para la salud!
    Cariños varios, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, a mi, como ya digo, me sacan de quicio...son gente con muy baja autoestima y lo hacen pagar a los demás...

      Besinos

      Eliminar
  15. Los susceptibles son un tormento. Yo los deio de lado enseguida que me dòy cuenta. Tanto hombres como mujeres. Es que ofonden. Y la lian siempre.
    Sabes mucho, querida amiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si montse, sempre la lien, son gent que millor tenir alluny

      Una abraçada

      Eliminar
  16. Así es Teresa, hay gente a la que le gusta diseccionarlo todo, lo de los demás, claro, que para lo suyo suele haber otra vara de medir. Suelen ser retorcidos hasta el extremo y encima no suelen aportar gran cosa. Yo trato de gastar la saliva justa con ell@s, porque nunca se consigue dialogar con gente así.

    Beeeeeeesos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son gente que desgasta, y mejor no dejar que nos agoten la energia...

      Besinossss!!!

      Eliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones