lunes, 22 de abril de 2013

En tránsito

Foto: Teresa Palmer


Hace un tiempo que siento un extraño movimiento en mi interior, es difícil de definir, pero lo que está claro es que no es agradable...

Veo lo que me rodea como algo que se está descomponiendo y sus trozos caen poco a poco sobre mi...me siento impotente ante una situación que, a pesar de mi escepticismo, nunca creí que llegara a tanto...

Escucho a los expertos decir una sarta de necedades y quedarse tan contentos...a los gurus de la política mintiendo sin remilgos...

Es como estar en un anden...esperando que pase mi tren...viendo a la gente subir y darme cuenta que el mio , tal vez, nunca llegará...

Teresa

41 comentarios:

  1. qué desasosiego, verdad? qué impotencia. terrible sensación. la foto fantástica, eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si raúl, hay mucho desasosiego...y no parece que la cosa vaya a cambiar...no es fácil

      :)

      Eliminar
  2. Es un sentir que comparto, Teresa. Tal como está la sociedad y el desencanto de la gente. Pero ni este ni ningún tren hemos de dejar pasar.No hay que decaer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no hay que decaer, pero no pued evitar sentir una gran impotencia por lo que me rodea...

      Petons

      Eliminar
  3. Si es fruto de tu imaginación este texto, te felicito , pero si es realidad, siento mucho que estés asi , la verdad.

    Claro que ...tal como está todo no me extraña...

    Animo y siempre para adelanate ¡¡
    ¿Vale ?.

    La foto es una pasada .

    Y espero te guste el carnet del Barça del año 1937 que he puesto...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un poco de todo, imaginación y sentimiento de impotencia hacía todo lo que nos rodea y que no tien epinta de cambiar...

      Petons

      Eliminar
  4. Entre gurús y demagogos, lo raro es que el tren no nos pase por encima y nos aplaste.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, pero no lo digas muy fuerte no sea que nos pase por encima...

      Besos

      Eliminar
  5. Cuando se desmoronan todas las mentiras de esta sociedad su peso nos puede dejar sin aliento.
    Un fuerte abrazo Teresa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bUFFFF si Antonio, sin aliento y sin fuerza, pero sobre todo impotentes...

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Pasan trenes todos los días, a veces llegan con retraso, pero sin duda tenemos que coger el adecuado, hay está la gracia, saber cual es sin prisas.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nada fáicl y más con el panorama que hay...mucha impotencia Ana, mucha...

      Besos

      Eliminar
  7. Teresa y ¿como no sentirse así? lo bueno, que estamos en la estación. Yo quiero, deseo creer, que nuestro tren ,aun con retraso llegará, seguro que llegará y con el los cambios, porque los viajes siempre traen cambios.
    Un abrazo y como siempre imagen y palabra en franca unión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quiero creerlo pero no puedo...cada día la cosa se ve mas gris tirando a negro...ojala si llegue...

      Besos

      Eliminar
  8. Que desasosiego, horrible sentirse asi. El alma enferma!

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay mucha genta a si ahora Marilyn...

      besos

      Eliminar
  9. Pero llegará! Y todo lo que te corresponde será tuyo, por derecho...

    Te bendigo

    Isaac

    ResponderEliminar
  10. Te podría decir palabras lindas, pero quizás inútiles, solo una idea: que la vida es un sencillo tránsito asumido y que a veces no nos queda otra que convertirnos en trenes y avanzar con ruedas cuadriculadas. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien emejota, eso es ruedad cuadriculadas...a no ser que nos las roben también...

      Besos

      Eliminar
  11. la vida amiga mia es un largo y penoso viaje, que nos marea, que nos estresa y que cuando llegamos a destino pensamos en lo corto que ha sido. en lo deprisa que ha pasado.
    La más grande contradicción
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, somos contradictorios e imperfectos...quizá eso forma parte del ser humano...

      Pero estamso en un tiempo donde las cosas que nos rodean ,a mi en particular, me crean una gran tristeza...

      Una abraçada

      Eliminar
  12. Comprendo como te sentìs Teresa.
    Ver y oir como se desmoronan los sueños como una torre de naipes, mientras unos pocos inescrupulosos dilapidan el dinero de los pueblos no es tarea fàcil. Sufre el cuerpo y se entristece el alma.
    Un beso y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Adriana, la situación es muy triste...

      besos

      Eliminar
  13. Lo peor es tener un hijo/a y comprobar día a día que aquí no tienen nada que hacer, su futuro ahora mismo en España está truncado. No sé qué será de ellos...

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, muchos jóvenes se ven sin futuro, es una situación que ha de provocar una gran frustación...todo parece desmoronarse...

      besos

      Eliminar
  14. Teresa, sólo las naturalezas débiles se descomponen y renuncian a coger ese tren aunque llegue con retraso. Seguro que tu eres fuerte, y tienes que desafiar en un duro combate todo esto que circula por tu interior, y coger ese tren que te a de llevar hasta el más poderoso destino.
    Suerte

    Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy hablando de todo lo que nos rodea...parece que nos desmoronamos y me provoca mucha impotencia...

      Petons

      Eliminar
  15. Bueno, sucede, simplemente, que hemos perdido la esperanza...

    Solo eso sucede...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. He leído en dos comentarios la palabra "desasosiego". Para mí es perfecta para tu relato. ¿Desasosiego social? Está claro si eres una persona razonable. Los trenes pasan y seguirán pasando, no te duermas en un banco. Es cierto que ahora se ha limitado su horario y es difícil encontrar sitio, pero no siempre será así, de eso ESTOY SEGURO.

    Un besito, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es cuestión de dormirse en un banco...es la percepción de que todo en lao que creía se desmorona...

      besos

      Eliminar
  17. Pienso como tú.
    Los optimistas te dirán que la esperanza es lo último que se pierde, que vendrá un tren, etc....
    Los optimistas son los causantes de que cada vez seamos más esclavos.

    Deberíamos volar la estación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como no hagamos algo...nos hundimos...las politicas del miedo nos estan ahogando

      besos

      Eliminar
  18. Mirando la negrura del andén que parece llamarnos.

    Nos estamos poniendo demasiado oscuros Teresa así que me veo en la obligación de poner, por si no lo conoces ya, al Abuelo de Soul

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj, sabes? lo vi cuando lo dieron en la tele hace mil años...fué una pasada...ahora viéndolo me parece aún mejor que antes...

      Eres un crak jaal!!!

      besinos

      Eliminar
  19. Y quien no se siente impotente? Aquí ya no se mueve nada, ni pasan trenes,querida pluvisca.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no, ni siquiera nos invitan a un cambio...a nada...

      Besos

      Eliminar
  20. pues por tu propio bien...espero que salgas de este estado... de corazon te lo digo...
    lo identifico perfectamente... senti esa sensacion durante años...y ahora ya evito los trenes....convencida.... resignada....y firmemente decidida a no subirme a ninguno... ya es tarde para mi...
    paso mi tiempo de trenes...
    ojala tu subas a alguno antes de que esta triste fase te llegue....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente lo incorpararé...pero la situación actual no ayuda mucho...tanta gente son apenas nada...es como si todo en lo que creía se fuera cayendo...

      Besos

      Eliminar
  21. a veces me siento triste, sólo porque me pongo a pensar en toda la gente que está en paro, o en la gente que está pasando por un quirófano... me afecta mucho el mundo que me rodea, más en las circunstancias actuales en que todo parece adverso, en donde casi todo es incertidumbre y desessperanza....

    pero otras veces me siento muy feliz porque soy afortunada, tengo salud, una familia, un amor, un trabajo... porque puedo hacer cosas por los demás, poner mi granito de arena para que algo cambie.

    un ying y un yang.
    un ir buscando el equilibrio.

    biquiños,

    ResponderEliminar

La riqueza está en la variedad de opiniones